miércoles, 8 de febrero de 2006

Entrevista a La Tercera: una federacion socialista democratica


El ex presidente del Partido Socialista, Gonzalo Martner, repuso ayer el viejo anhelo de algunos dirigente de la izquierda concertacionista de formar un bloque entre el PS-PPD y el PRSD.
¿Por qué reponer hoy la idea de formar esta federación?
Porque sería dar un salto para constituir una fuerza política de carácter socialista democrático, que sea el instrumento para terminar con la desigualdad en Chile. Y serán las nuevas directivas del PPD y el PS quienes verán si asumen esta tarea.
¿A su juicio, esta federación sería útil para el gobierno de Bachelet?
Sí, porque llegó el momento de estructurar una sólida fuerza socialdemócrata en Chile.
¿Esta "unión" podría transformarse en un "arma de doble filo", pues podría ocurrir un quiebre en la Concertación al marginar a la DC?
La Concertación es algo muy distinto a la derecha, y con la Democracia Cristiana tenemos muchas visiones en común y una gran mayoría de dirigentes de este partido tiene la misma percepción de nosotros en esta materia.
¿Cómo sería la estructura formal de esta federación?
Las directivas de los partidos podrían constituir un consejo que sume, además, a gente de la sociedad civil.
¿Cuál es su evaluación de la actual directiva del PS?
Creo que algunas personas de la directiva tienen una visión centrada en el poder.
¿A quién se refiere?
Hay una elección interna, no tiene sentido descalificar a nadie, pero sí hablar de estilos y hay un estilo claramente, no sólo en el partido socialista, que busca, más allá de proponer o producir cambios en la sociedad, más bien poner a gente en espacios de poder del Estado, es así y no es drama, pero algunos tenemos otra concepción de las cosas.
¿A quién apoyará en las próximas elecciones internas del PS?
Algunos tenemos la idea de que el PS tiene que hacer una gran renovación, para que no haya un estilo -como ha habido- de tener una lucha del poder por el poder. En ese sentido, es bueno que haya una competencia interna, y una lista que reúna a figuras como Jaime Gazmuri, Isabel Allende y rostros del nuevo socialismo, como Jorge Arrate o Sergio Aguiló. Esta es una combinación para ofrecer la conducción del partido que acompañará a Michelle Bachelet.